Presas iraníes, la sombra del Mundial de Alemania 2011


La celebración de una competencia internacional femenina, como lo es un Mundial de fútbol, habla de una evolución humana, de un crecimiento conjunto a nivel deportivo, social y cultural. Sin embargo, en tiempos modernos, existen países donde la religión y sus fieles juegan un papel cuestionable con respecto a los derechos humanos y a los derechos de la mujer.

La cita ecuménica, llevada a cabo en Alemania, se vio afectada por hechos políticos que involucraron a destacadas personalidades iraníes, encarceladas por su intención de participar como comunicadoras en el evento deportivo. Todas ellas, activistas y defensoras de los derechos de la mujer.

Dentro de un marco festivo, la mancha, la sombra fue, sin dudas, el atropello a la libertad y la detención de las mujeres iraníes que se disponían a formar parte de la Copa del Mundo. Sin siquiera poder viajar hasta el país germano, fueron llevadas directamente al calabozo de los presos políticos iraníes, Evin.

Mientras en ciudades alemanas como Berlín y Wolfsburgo se esperaba con ansia y expectativa la sexta edición de la competencia internacional más importante de fútbol femenino, en Teherán, enorme urbe de 14 millones de habitantes -el Irán en miniatura según los iraníes-, eran encarceladas la actriz Pegah Ahangarani y la periodista deportiva Maryam Majd.

Ahangarani ya había sido detenida en 2009 por la Guardia Revolucionaria Iraní.

Persecuciones, secuestros y detenciones son comunes en un régimen dictatorial y autoritario como el iraní. Con procedimientos similares a los utilizados en Argentina en tiempos oscuros, agentes del gobierno, escudados bajo el nombre de Guardia Revolucionaria, revisan las casas de las activistas femeninas, amenazan a sus familias, retienen sus pasaportes, las espían y les prohíben la salida del país, si así lo consideran necesario.

La joven actriz Ahangarani, antes de su detención, había acordado con la cadena alemana Deutsche Welle asistir a los partidos y trabajar para un blog durante el torneo mundial. Sin embargo, el 10 de junio, dieciséis días previos al inicio del cotejo, fue arrestada en su casa y trasladada hasta la prisión ubicada en Teherán. Este no fue el primer choque de la artista con las autoridades iraníes, ya que en mayo su pasaporte había sido confiscado para impedir su presencia en el festival de Cannes y en el 2009 también fue detenida por su apoyo al candidato de la oposición Mir-Hossein Mousavi.

Por su parte, Majd, una de las pocas fotógrafas iraníes especializadas en deportes, tenía previsto viajar a Alemania para realizar un álbum sobre el Mundial. Pero nunca llegó a cumplir su tarea, debido al secuestro y posterior encarcelamiento. A pesar de los pedidos de la ex jugadora del equipo teutón Landers Petra, colaboradora del proyecto a realizar, las fuerzas iraníes no dieron marcha atrás y llevaron a la reportera a Evin. La fotoperiodista de 25 años, miembro de una campaña que apoya la presencia femenina en los complejos deportivos, fue apresada el 16 de junio, con la imposibilidad de viajar a la sede mundialista.

En libertad. La reportera Majd posa y a sus espaldas, el Azadi Stadium, ubicado al oeste de Teherán.

Luego de las intervenciones de Reporteros Sin Fronteras, del gobierno de Berlín, de la FIFA y de organizaciones defensoras de los derechos humanos, Ahangarani y Majd fueron liberadas bajo fianza y pusieron fin al suplicio.

En la actualidad, la relación del país islámico con el fútbol femenino es distante, ya que los partidos del exterior no son transmitidos debido a que los equipos extranjeros no cumplen con los cánones de vestimenta que el régimen impone a las mujeres y fue por ese mismo motivo que la FIFA le prohibió la participación del Mundial a la selección de Irán.

En un marco de legalidad iraní, muchas de estas mujeres, que defienden nada más y nada menos que sus derechos,  son culpadas bajo los cargos de propaganda antigubernamental, insulto a lo sagrado, acciones contra la seguridad nacional, colaboración con organizaciones hostiles a la revolución, insulto al Profeta, revelación contra Dios, todos “delitos” castigados con la pena de muerte.

Luchadoras incesantes, defensoras de sus derechos. Ellas son iraníes. Culpables de pensar, de expresarse, de ser. Nacieron, crecieron y se formaron en un lugar dónde sus derechos fueron y son, constantemente, pisoteados. Sin embargo, se niegan, se resisten, se rebelan y se alzan en contra del régimen que las humilla y las maltrata. Dignas de ser admiradas, son mujeres que cada día emprenden una nueva travesía: desafiar los límites impuestos por la cultura, la religión y la sociedad.

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Aquí y en el mundo, el fútbol femenino crece y enorgullece


El amanecer del fútbol japonés. La capitana Homare Sawa levanta con sus manos la Copa del Mundo.

El invierno llegó y, con él, también las campeonas de los torneos de Comunidad Gesto. Definiciones variadas si las hubo, finales cantados como en el caso de la Copa 6 de Fútbol, con un imparable XL que ganó los ocho encuentros disputados y lideró la tabla con un puntaje ideal de 24 puntos. Por otra parte, del Apertura se adueñó Va Queriendo, por segunda vez consecutiva, y La Leyenda Continúa fue el equipo vencedor del campeonato elite Champions League.

De esta manera, en un plano amateur, se vivió y se respiró fútbol en Comunidad Gesto. Sin embargo, no fue el único, ya que a la distancia y en circunstancias de profesionalismo se llevó a cabo el Mundial de Fútbol femenino, el evento de mayor trascendencia a nivel planetario, además de los Juegos Olímpicos.

Y así como América tiene su rey, un Uruguay campeón, el mundo también tiene su reina, una selección femenina de Japón. La nueva dueña del trono mundial es la sensación local y a pesar de que la cita ecuménica que reúne a las selecciones más poderosas del planeta haya finalizado, aún en el país asiático se festeja el éxito del equipo femenino de fútbol.

Mientras en la ciudad de Tokio amanecía, en Fráncfort, Alemania, lugar en que se desarrollaba la final de la Copa del  Mundo, asomaba, al igual que el sol japonés, una nueva campeona. Era la selección femenina de Japón que le arrebataba desde los doce pasos el título a Estados Unidos. El país nipón despertó con una sonrisa y volvió a la satisfacción colectiva, tras la devastación y el dolor que dejaron el sismo y el tsunami, en marzo de este año.

Camisetas azules del seleccionado aparecían y se multiplicaban en las calles de las ciudades niponas, los titulares de los diarios destacaban efusivamente la hazaña del momento cumbre del fútbol femenino japonés y los medios televisivos también se sumaban al furor noticioso con imágenes desde Alemania.

Al regresar a su país, el conjunto campeón, profeta en su tierra, fue recibido en el aeropuerto de Tokio por la prensa y cientos de aficionados expectantes. “Escuché un rumor de que habría mucha gente, pero esto es como un evento del equipo de chicos”, expresó sorprendido el entrenador Norio Sasaki.

Revelación y sorpresa total, eso fueron las Nedeshiko -apodada así la selección japonesa- a lo largo del campeonato mundial. Avanzando a paso firme y dejando de lado a grandes potencias como Alemania, anfitrión y campeón de las dos últimas ediciones, en 2003 y 2007, y a Estados Unidos, campeón olímpico, en la final. Su jugadora estrella, Homare Sawa, fue la goleadora del certamen con cinco conquistas y también fue elegida como la mejor jugadora.

Con un total de 86 goles en todo el campeonato y con un promedio de 2,69 tantos por partido, los números cuentan con exactitud y denotan el gran nivel y el buen desarrollo de juego generado por los dieciséis equipos participantes durante el sexto encuentro internacional de selecciones.

El fútbol femenino en su máxima expresión demostró nuevamente su crecimiento y evolución, todo ello demostrado juego a juego y en el alzamiento de selecciones emergentes como la vencedora de la competición, Francia y Suecia. Sin ninguna duda, el denominado deporte rey está encaminado a ser también deporte reina y Canadá 2015, con gran expectativa, se hace esperar.

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

“¡Mirá, hace más jueguitos que yo!”


Mientras el mundo deportivo se sorprende con el gran nivel de juego demostrado en la sexta Copa Mundial de fútbol femenino, llevada a cabo en Alemania, aquí en Argentina, lejos de los flashes, de las tribunas repletas y de toda movilización que genera un mundial, hay chicas que también y tan bien juegan.

Marta Vieira da Silva, la figura de la selección brasileña.

Allá, en Europa, el campeonato más importante de fútbol femenino se deleita con la destreza y el gol de una de las mejores jugadoras del mundo, la brasileña Marta Vieira da Silva. Además cuenta con el poderío del local, potencia mundial, ofrecido por las implacables goleadoras Inka Grings y Kerstin Garefrekes.

Acá, con nombres menos conocidos, las chicas hacen lo suyo. Cambia el escenario y cambian los personajes, pero la obra sigue siendo la misma. A vencer los prejuicios, a romper esquemas y a jugar lo que les gusta, esa es la misión.

Pasan y miran. Se asombran y comentan. Pareciera algo extraordinario, algo increíble, pero real. Ellas, las chicas de Gesto juegan y lo hacen bien. Con criterio triangulan, gambetean, pisan la pelota y el lujo es la estrella. También meten, empujan, cruzan y el temperamento es la escencia.

En el siglo XXI, la tradición machista aún no se ha extinguido y por ello hay quiénes todavía dicen que el fútbol no es para mujeres. Sin embargo, muy errada se encuentra dicha afirmación cuando la bola está en poder de ellas.

Los sábados en Parque Norte, el fútbol de las chicas se lleva todas las miradas. Tanto hombres como chicos se sorprenden al ver como las chicas se desenvuelven en la cancha. Cada una cumple con su rol de manera correcta: la delantera presiona las salidas rivales y se desmarca, la volante, por su parte, administra y distribuye el juego, la defensora quita y la arquera achica.

La gente, en su matoría varones, pasan, se animan con las jugadas, “¡Ole, ole, ole!”, aplauden y se  quedan. “¡No, cómo la amaza!”, comentan entre risas. “¡Mirá cómo la pisa!”, maravillados se admiran. Los espectadores se entretienen y ellas sólo juegan.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La Dama Gris, más mujer que nunca


La mujer, a lo largo de la historia, tanto en el deporte como en la política y en todos los ámbitos de la vida, ha debido enfrentarse al género opuesto para prevalecer y para ganarse un lugar.

Jill Abramson. Periodista de investigación

Mujeres ambiciosas, audaces e insatisfechas con el espacio que la sociedad les brindaba se lanzaron en la aventura de dar un paso más allá de los límites establecidos y, de esa manera, convertirse en valiosos ejemplos para el mundo.

El 7 de junio se celebra en Argentina el Día del periodista, en conmemoración de la fundación de la Gazeta de Buenos Aires, de Mariano Moreno, el primer medio de prensa en la etapa independentista del país. En este marco de celebración y a modo de ejemplo, resulta indispensable la figura de Jill Abramson, la periodista de investigación que pronto se convertirá en la primera mujer en dirigir The New York Times, para muchos, el diario por excelencia de los Estados Unidos.

El periódico neoyorquino, con 160 años de historia, afablemente llamado Gray Lady (Dama Gris), a partir de septiembre, será dirigido por una verdadera lady, Abramson. Licenciada en Harvard, comenzó a trabajar en el matutino en 1997 y anteriormente lo había hecho en The Wall Street Journal, durante diez años.

A pesar de estar en el siglo XXI, es noticia, lamentablemente, que una mujer ocupe la dirección de un diario tan importante como el Times y no se crea que tan sólo es porque se trata del mítico diario norteamericano, también lo es porque la nueva ejecutiva es madre, señora, dueña y patrona. Y para el mundo que abrió los ojos grandes cuando creyó leer mal o subió el volumen porque le pareció escuchar descuidadamente, la mismísima Abramson, con tanto revuelo por su condición sexual, debió justificar que no había conseguido el puesto por ser mujer, sino por ser la persona más preparada para ello.

Agobiada por el murmullo y los comentarios, quizás, Abramson, de 57 años, recordó con humor un artículo publicado por la periodista Katie Couric titulado “¿Cuándo vamos a dejar de decir primera mujer?” y dobló la apuesta con un nuevo interrogante, ¿cuándo vamos a dejar de comentar sobre ello? Para pensar, ¿no?

Para el diario británico The Guardian, uno de los medios que tuvo la oportunidad de entrevistar a tan nombrada y cuestionada figura, en forma irónica y enfática, aseguró que ser editor ejecutivo del New York Times es lo más cercano a la realeza de Estados Unidos, descontando al presidente y a Lady Gaga, y no es para menos tremenda comparación, ya que alcanzar ese lugar debe ser la máxima aspiración para cualquier periodista norteamericano, independientemente de su sexo, raza o religión.

¿Tan raro es que una persona de sexo femenino llegue al poder? Al parecer sí, o al menos eso demuestran los estudios realizados porla Fundación Internacionalde Mujeres en los Medios, cuyos datos indican que en la esfera comunicativa, el 73 por ciento de los altos cargos lo ocupan hombres,  mientras que un escaso 27 por ciento pertenece a los puestos dominados por mujeres.

En el mundo del deporte, quien tuvo y tiene todas las miradas puestas es Patricia Amorim, la flamante presidenta de uno de los clubes más importantes de Brasil, el Flamngo. La ex campeona brasileña y sudamericana de natación, actualmente en su segundo año de gestión, aseguró haber sufrido muchos prejuicios por ser mujer. Sin embargo, nada fue suficiente como para impedir que llegara a la presidencia y que haga de ella todo un éxito, con un Fla campeón carioca -de la mano de Ronaldinho y Thiago Neves- y con medallistas potenciales como Nicholas Santos -en natación-, Jade Barbosa y Diego Hypólito -en gimnasia-.

De festejo. Patricia Amorim y Ronaldinho

Entonces, ser mujer, hoy, representa un desafío si se intenta ganar un lugar en lo más alto, ya sea en terrenos políticos, deportivos, comunicacionales y en cuantos terrenos existan. La adversidad está, los oponentes son varios y los prejuicios, millones. Y son ellas, cada vez más, las valientes, las que imponen, las que rompen todo estereotipo, las que por sus condiciones eclipsan al resto. Son ellas el digno ejemplo a seguir.

Publicado en Medios, Mujeres en el mundo | Deja un comentario

El resultado negativo, la gran frustración del deporte


Y sí, el deporte muchas veces es cruel. A veces de un envión te eleva a lo más alto y otras veces, de un solo saque, te lo quita todo. Unos ganan y otros pierden. El disfrute y la alegría se contrastan con la desazón y la tristeza.

El tenis resulta ser un tanto más despiadado que otros deportes dado que el empate no existe y, por ello, esa calma y mentirosa incertidumbre que genera la igualdad no conforma ni tampoco le soba la espalda al vencido.

Amargo adiós. Juan Ignacio Chela logró su mejor participación en un Grand Slam

El fútbol, en cambio, para goce de muchos o para desgracia de otros, le da lugar a la calma y mentirosa incertidumbre para que habite en él. Sin embargo, no deja de ser injusto y cruel, de lo contrario no existiría tan resultadista frase como “en el fútbol los goles no se merecen, se hacen”,  entre otras.

Para Juan Ignacio Chela, haber llegado a cuartos de final de Roland Garros fue una verdadera hazaña, si se tienen en cuenta sus 31 años y su actual desempeño profesional. Sin embargo, se topó con el número 4 del mundo y ese mismo señor, Andy Murray, le hizo morder el polvo y le dio a probar el amargo gusto de la derrota.

Para Picadito, el nuevito de la Copa 6 de fútbol, que en su partido anterior había alcanzado alzarse con una gran victoria, también el deporte se convirtió en dolor, puesto que le tocó verle la cara de malo a Jochyly Peppers, el equipo vencedor.

Y de la misma manera en que Chela ilusionó en su arranque, como un Torino 0km en la pole position en el GP de Mónaco, las chicas de Picadito hicieron lo suyo tratando de imitar lo acontecido el sábado anterior. No obstante, ninguno logró salir triunfante en sus luchas deportivas.

Qué difícil es hacer un gol! y que fácil es equivocarse y recibir uno ¡Cuánto cuesta ganar un punto! y que rápido se pierde. A veces el sacrificio y la entrega no alcanzan contra la superioridad del rival. Pero, no está muerto quien pelea, dicen; la única lucha que se pierde es la que se abandona, decía, y tanto el Flaco como las chicas hicieron  bandera esas frases y continuaron transpirando la camiseta.

A pesar del esfuerzo realizado, de las diferencias achicadas, de los puntos bien jugados y de los goles descontados, las marcas fallidas, los pases sin destinatario, los errores no forzados y las dobles faltas tomaron el control e inevitablemente, el Torino y el equipo perdieron sus partidos.

Finalmente, las contundentes caídas de 7-6;7-5;6-2 y de 5 a 2 se convirtieron en lamentos y en decepciones para el tenista y para las futbolistas, respectivamente, siendo esta vez la derrota la protagonista de sus historias.

Pese al mal resultado, a la frustración ganada y al objetivo no cumplido, la motivación está viva y es positiva, ya que lo que no mata, fortalece.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Por fortuna, su debut fue exitoso


Gisela Dulko. Festejo especial

Dicen que siempre hay una primera vez para todo, que la suerte es de principiante y también dicen que quien debuta no pierde. Tantas cosas se dicen, pero ¿qué de cierto tienen estas afirmaciones?, ¿se aplican en todos los aspectos de la vida?, ¿incluso en el deporte? Tal vez, desde la experiencia de ellas, todas las preguntas tengan, sin vueltas, una sola respuesta: sí.

Una, allá lejos. Las otras, acá cerca. Una, frente a miles y quizás millones de personas. Las otras, con una generosa cantidad de diez espectadores. Una, destacada figura. Las otras, apenas reconocidas por sus padres. Ella, en Roland Garros. Ellas, enla Copa6. Ella, Gisela Dulko. Ellas, “Las chicas de la bolsa”. Ambas, exitosas debutantes.

En París, la favorita era la finalista de la última edición, la australiana Samantha Stosur. Número 6 del mundo. En Parque Norte, las predilectas por el público presente eran las del equipo con entrenador, con canilleras, con suplentes, con trabajos previos de calentamiento, con experiencia y con toda la pinta de ganar.

En la pista central Philippe Chatrier, la dueña de la primera vez era la nacida en Tigre. La 51º del ranking mundial nunca antes había jugado en el escenario más importante del Abierto de Francia. En la cancha 10, las que estaban de estreno eran las chicas del rejunte, que apenas minutos se conocían. Jamás habían pisado con seriedad un sintético y recién habían armado un equipo, nombrado Picadito.

Las chicas de Picadito.

El momento llegó y ellas, aquí y allá, dejaron de ser primerizas y se lanzaron en la búsqueda de la victoria. Entre pases fríos y golpes tensionados, entraron en calor, calaron el ritmo y se colocaron arriba rápidamente. Con cuatro games seguidos en el primer set y con dos goles en los primeros diez minutos, dominaron sus juegos y tranquilizaron sus ansias.

Imprecisiones y nerviosismo, malos pases y errores no forzados, un gol de las rivales y un segundo set para la australiana se disfrazaron de verdugos y por momentos le negaron el triunfo. Sin embargo, para felicidad de esta historia, en el tercer set, con una ventaja de 4-2, llegar al 6-2 fue un trámite y al mismo tiempo un alivio para Dulko, al igual que lo fue para Picadito marcar el tercer gol, cuando faltaban cinco para terminar.

Finalmente, con una sentencia de 3-1 para las chicas de Picadito y otra de 6-4; 1-6 y 6-2 a favor de la única argentina en Roland Garros, la victoria fue de ellas.

“Casi no vengo”, confesó Dulko tras derrotar a la top ten del ranking de la WTA, a causa del nacimiento de sus sobrinos. “De pedo que fuimos seis para jugar”, entre risas despotricaron las chicas de Picadito, ya que hasta último momento las formación era incierta.

Con un panorama en contra, con pocas chances de vencer, casi de rebote, gracias al destino, ellas ganaron. Definitivamente, un poco mucho más que suerte.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Entre el Pupi y ellas, Mil y una historias


El capitán del Inter de Milán, Javier Zanetti, a sus 37 años pasó a formar parte de la historia grande del fútbol y jugó el partido número mil de su carrera como futbolista profesional. Fue en el empate 1 a 1 frente a la Roma, que le dio la clasificación a la final de la Copa Italia.

Javier Zanetti, il capitano del Inter

Con este logro del gran defensor que vistió la camiseta argentina en muchas ocasiones, se dio la oportunidad de preguntarles a las chicas de Gesto que cosas hicieron mil veces. Ellas, audaces, respondieron.

En ese universo de contestaciones, la diversidad claro que reinaba y las respuestas disparatadas y alocadas, que sí las hubo, fueron el común denominador.

Quienes tomaron la posta aseguraron haber reído y llorado en una misma situación en mil oportunidades. Otras negaron tal ciclotimia, pero no descartaron la posibilidad de haber llorado por llorar miles de veces.

En cuanto al amor, muchas de ellas debieron hacer cuentas y entre caricias, besos y algo más llegaron a la conclusión de que 1000 era un número basto para graficar.

También, en un esfuerzo por agregar más condimentos a sus historias, recordaron las noches de fiestas y diversión a lo largo de sus vidas y, esta vez, la cifra en cuestión quedó corta.

Todas, amantes de la actividad deportiva, subieron la apuesta, una vez más, y afirmaron haber visto y haber presenciado más de miles de partidos de fútbol y de hockey sobre césped, deportes predilectos entre las chicas de Gesto.

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

En el deporte encuentran un rato para ellas


Fuente: Comunidad Gesto

Las mujeres han sido, durante mucho tiempo, consideradas inferiores a los hombres en todos los ámbitos de la vida y el deporte no fue ajeno a tal tendencia. Siempre debieron imponerse a fuerza de voluntad, de coraje y de lo necesario para ganarse el respeto y el lugar merecido.

En la actualidad la evolución de la mujer es notable, sobre todo en países latinoamericanos, de gran tradición machista, cuyos líderes políticos, en algunos casos, son mujeres.

En el mundo del deporte, hoy, la idea de que las mujeres no sirven para o no saben sobre deporte, por fortuna, ya es historia y rompen con fuerza esa barrera rígida impuesta por los estereotipos sociales y culturales. Sin embargo, su participación continúa siendo mínima pero no por ello insignificante.

Comunidad Gesto es, tal como lo definen sus creadoras, Denise Stasi y Fausta Ballesteros –especialistas en comunicación y marketing-, un espacio en el que la mujer se encuentra con aquello que disfruta, se reúne y comparte con amigas, mediante el deporte. Es la excusa perfecta para que la mujer se exprese en todas sus formas y sentidos.

Hace ocho años que Comunidad Gesto organiza torneos de hockey sobre césped y fútbol sólo para mujeres y son cada vez más chicas las que se suman a esta exitosa propuesta.

Adolescentes, madres, amigas, hermanas, hijas, todas cumplen roles en la vida, pero dentro de la cancha el papel que más se destaca por sobre el resto es el de jugadora, integrante del equipo y parte fundamental de esta estructura.

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios